Somos niños proletarios del 1900

En medio de la Revolución Industrial los derechos aun no existen para los trabajadores adultos, menos para los niños. No sería sino hasta 1924 con la Declaración de Ginebra en que se resguardaría en parte la vida de los pequeños, sin embargo recién en 1959 la ONU proclamaría oficialmente al mundo que los niños también tenían derechos. Veamos el registro fotografico alrededor del mundo de como era la vida proletaria en el 1900.

Para fines del siglo XIX era bastante común ser parte de una familia numerosa; un mantenedor familiar no bastaba para sostener el grupo que en promedio alcanzaba en aquellos años hasta los 14 miembros. Esta situación obligó a las familias a buscar nuevas fuentes de trabajo en los grandes centros industriales, desde donde descendían hombres y mujeres seguidos por innumerables niños con la esperanza de mejorar su calidad de vida Sin embargo la vida en la sociedad fabril no fue amable ya que las horas de trabajo exigían una separación inevitable de la familia por parte del sostenedor (generalmente el padre, aunque muchas veces, la madre viuda, se encargaba de sostener a sus hijos), así, para cuando finalizaba el siglo XIX ya no solo se encontraban en las fábricas a los hombres, sino que también a sus propios hijos.
Los niños proletarios del 1900 alrededor del mundo (incluyendo nuestro país):

Alrededor del mundo en el 1900:
Niñas mineras. Un caso extremo en medio de la Revolución de las máquinas fue la incorporación de los niños en las fábricas, sin embargo, la parte mas cruel la experimentaron las niñas del cambio de siglo. En esta fotografía vemos a un grupo de pequeñas niñas mineras en Los Estados Unidos (entre 1906 y 1908). Sus rostros ya presentan signos de avanzada edad, aunque en medio de la tarea hay tiempo para esbozar una sonrisa.


Pequeños mariscadores. En las fábricas de la costa la situación no mejoraba mucho; a pesar de que los pequeños no se encontraban trabajando en las minas, si lo hacían durante 4 horas en las frías industrias costeras liimpiando los moluscos que se extraían durante el día. La imagen fue tomada en 1912, en Carolina del Sur (EEUU). Hay un pequeño que está un poco molesto con la situación, al centro de la fotografía; o tal ves esté cansado y extrañe a sus padres.


Limpiando chimeneas. Un pequeño deshollinador se pasea por las calles de Inglaterra, tiene suerte de no estar en alguna de las fábricas de la gran ciudad. Si bien Inglaterra fue pionero en establecer ciertos "derechos" de los mas pequeños en lo referente a horas de trabajo (en 1933 se aprobó una ley para impedir el trabajo en las fábricas a menores de 9 años), los dueños de aquellos lugares continuaron aprovechándose de los "derechos" de sus pequeños trabajadores. Estoy un poco sucio pero, con gusto me tomó esta foto! 

Jugando a hacer vidrios. Para el cambio de siglo aun eran muchos los pequeños que laboraban en lo mas oculto de las fábricas; la gama laboral para ellos era amplia, desde realizar el aseo hasta trabajar con maquinaria pesada. En la fotografía un grupo de menores se encuentra en la fábrica de vidrio en plena labor en Inglaterra. Hey niños, saluden a la cámara!

Trabajando en medio de adultos. Una de las principales razones por las cuales se empleaban niños en las fábricas era por el gran número de ellos que abundaba en las calles de la ciudad, además, la paga  para ellos llegaba  muchas veces convertida en un plato de comida y agua. En Alexandría (1909, Virginia), un pequeño se encuentra laborando en medio de adultos, su paga será dentro de pocos días; una sopa para alimentarse.

Somos huérfanos. La mayor carga del trabajo caía sobre los pequeños sin hogar que en tiempos de la Revolución Industrial se contaban por montones. El patrón remuneraba su trabajo no con dinero, sino que les brindaba un techo y algo de alimento; es la llamada nueva esclavitud del cambio de siglo. Cuanto frío hace esta mañana! (Nueva York, 1890)


Y en el Chile del 1900:

Jugando con la vida. Entre los poderosos hornos de la fábrica de vidrios un grupo de niñas juega a trabajar, es que para ellas resulta incomprensible que aquí, su vida esté en juego. Durante el cambio de siglo la muerte de un pequeño se sobrellevaba poniendo a otro en su lugar, es el Chile del cambio de siglo. (Fábrica Nacional de vidrios, 1903)


Nos vamos a huelga! Es 1904 y un grupo de niños se manifiestan a las afueras de su centro de trabajo, ellos han decidido iniciar una huelga, aunque no tengan idea de que que se trate aquello, solo saben que estos momentos sin estar dentro de la fábrica, son los mejores de sus vidas.

Niños mineros. En la zona del carbón del Golfo de Arauco abundaban los pequeños que trabajaban hasta 16 horas en las minas, a ellos se les empleaban en las galerías mas estrechas, donde los adultos no podían acceder, asi, trabajando en medio de la oscuridad los mineritos del cambio de siglo formaron sus vidas. Como dato: estos niños se casaban en promedio a los 15 años de vida. (Curanilahue, entre el cambio de siglo)

Pequeños en un mundo cruel. Algunos niños han entrado a la jaula, apretujados por los cuerpos de los mas viejos, descenderán cientos y cientos de metros bajo la superficie, una vez lleguen al fondo del pique todos caminarán en silencio por las estrechas galerías hasta los centros de trabajo. Sobre este grupo de desgraciados personajes del 1900, los monstruos marinos se pasean libremente. Si el miedo abunda en alguno de los pequeños mineros, los mas viejos estan autorizados para amarrarlos a las puertas o postes para que no escapen. (Lota, durante el cambio de siglo)

Comentarios

  1. GRAN REPORTAJE ...TE SIGO EN FACEBOOK ,ME ENCANTAN TUS FOTOGRAFIAS,TANTA HISTORIA,GENIAL,FELICITACIONES!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario